martes, 6 de noviembre de 2012

Mi bella dama



Hoy la ví de nuevo, en el mismo lugar de siempre, no podía dejar pasar esa oportunidad y me acerqué a ella. Su largo pelo rubio brillaba al sol del atardecer y sus bellos ojos ambarinos me miraron con intensidad.

Era perfecta, piel suave como terciopelo y anchas caderas femeninas. Me acerqué para acariciarla y se quedó inmóvil al notar el contacto de mi mano. Silencio por respuesta. Le susurré al oído lo que tantas veces había ensayado en sueños: “eres la yegua más preciosa que en visto en mi vida”

Josefina López

La luz




Abrí los párpados poco a poco dejando que los rayos del suave sol atravesaran mis pupilas. En ese momento sentí aquel dolor insoportable que me hizo gritar al viento. Una aguja candente atravesaba mi cerebro; me quedé inmóvil, intentando acostumbrarme a esa tortura que surgió de repente.

Abrí los brazos queriendo asirme a la vida, solo encontré un vacío enorme, soledad infinita. Entonces llegó, primero una suave luz, un resplandor, un arco iris de colores al que nunca había tenido acceso. Después de esos días de incertidumbre comprendí que la operación había sido un éxito….. ¡¡¡ Podía ver !!!

Josefina López

Vida


¿Porque cuando quiero escribir algo siempre pienso en la lluvia?. ¿ Que tiene la lluvia que atrae mis pensamientos, acaso su frescura, acaso su desvergüenza, quizás el recogimiento de sus enseñanzas, o será su afán de crear vida?. Creo que el agua es nuestro Dios, nos da vida y nos la quita, creo en el agua todopoderosa, por ella las rencillas y las guerras proliferan y los hombres sucumben ante sus encantos. Todos la amamos, todos la respetamos.

¿Porque nuestros templos no estarán en lagos, en ríos, torrentes, o arroyos y nuestras catedrales en los mares océanos?. Quizás seriamos mas felices.

Jose A. Pastor

Sin Luz



Estoy cansado…
Miro las estrellas pero no puedo verlas porque el cielo está roto, y la luz de sus entrañas hace ya mucho que murió.
Quiero y no puedo respirar un aire que necesito y no tengo, para ensanchar mis pulmones de alegría, para dotarlos de una vida que se fue escapando desde aquel aciago día hasta desaparecer por completo, arrebatándome toda la ilusión.
Y no obstante continuaré aguardando aquí, sentado en la orilla de este río desde el que podré contemplar estación tras estación; hasta el confín de los tiempos, apuntalado por tu amor, que ya no tengo.

Antonio Pozo


He perdido el papel de mi vida, sentí, cuando la cruel onda de choque se llevó mi mejor poema, y tras ella, como no, venía el metro. Me subí. Lo busqué varias semanas en la estación, pero se había desvanecido con el viento de amnesia me lo había arrebatado de mis manos y de mi mente. Me saludó de pasada, un viento hermano del que me lo arrebató lo “pegó” al parabrisas del metro, para volverlo a leer y volverlo a olvidar. Y volvió a seguir su camino por los túneles, hice un vano gesto para agarrarlo.“Adieu” dije para mí

Antonio López

MANCHA ROJA SOBRE FONDO GRIS




Noche de invierno. Pensamientos negros.
A los pies de la farola aparece su sombra y yo me vuelvo. 
– Habla ya, loca.
Me estremezco.
– Ayer te quise con locura, hoy ya no puedo.
Sonríe. Tiemblo. Se acerca. Me alejo. Me coge. Rechazo su beso. Ríe. Y con su risa viene mi duelo.
Apenas un pinchazo, apenas un dolor… Caigo.
Me pierdo en la mancha roja que crece en el suelo. Fluye como un río que arrastra y aleja mis ansias de libertad. Mis sueños, mis esperanzas… como mi alma, se van.

Montse

BETY NO QUIERE ESTAR SOLA


Bety, la koala, llevaba la radio colgada del cuello y yo la llevaba a ella, juntos hacíamos la ronda. Aquella noche, la última noche, cometí dos errores que me hicieron perder mi trabajo: el primero fue no darme cuenta que Bety tenía ojos de madre; y el segundo dejarme la puerta abierta por donde apareció, de repente, el veterinario. Bety saltó asustada al interior de su jaula, pero el veterinario se acercó a ella y dijo: "¡esto me suena!". Aproximándose un poco más se escucharon claramente las señales horarias que salían de su bolsa marsupial.

Rafa

DECORACIÓN DE INTERIORES




La bala en la sien y la frente abierta como una flor. La trayectoria del proyectil ha atravesado mi córtex prefrontal. Intento escapar, huir, pero mis patas corren sobre un suelo inexistente, sobre una vertical imposible; los perros tiran, desgarran y arrastran mi cuerpo por la aromática jara, que todavía percibo, intensa y pegajosa. El disgustado cazador sabe que ha errado el tiro. Pero yo me alegro,  porque mi cabeza destrozada no adornará su salón.

Rafa

Ultimo día



Aquella tarde al escuchar  las noticias en la radio lo supo, en breve moriría, cuando se agotan  las palabras y las armas hablan en su lugar solo cabe esperar lo peor. Y lo peor había llegado, cercados en Homs por la fuerzas gubernamentales, a Nahum no le importaba morir pero no entendía porque sus hijos también correrían la misma suerte, hacia varios días que no tenían comida. Encerrados en el sótano temblaban con cada explosión. Observaba como la vida abandonaba a sus hijos , ¿porque  habían tenido que nacer en Homs  y porque tenían que morir en esa maldita ciudad.

José A Pastor